Es un sistema terapéutico corporal muy sutil, no invasivo y delicado, siendo en la actualidad una técnica de prevención, diagnóstico y tratamiento en sí misma y que está en constante evolución. Combina técnicas científicas con intuición y sensibilidad.

El Dr. Sutherlan estableció 5 principios claros que son en los que se basa esta terapia:

  1. La fluctuación del líquido cefalorraquídeo

  2. La movilidad de los huesos craneales

  3. El movimiento inherente del sistema de membranas de tensión recíproca

  4. El movimiento involuntario del sacro entre los iliacos

  5. La motilidad del sistema nervioso

Estos cinco principios constituyen la base del trabajo realizado en la sesión. En ellos se debe centrar cualquier profesional de esta técnica, tanto a la hora de valorar el estado de salud de su paciente/cliente, como a la hora de apoyar el proceso de sanación.

Para ello, el o la terapeuta contacta con el movimiento involuntario que el funcionamiento simultáneo de estos cinco principios causa en nuestro cuerpo. A dicho movimiento se le conoce como Respiración Primaria.

Estableciendo un contacto muy ligero con el paciente a través de sus manos, va sintiendo todo el cuerpo. Cualquier restricción del movimiento de la Respiración Primaria se manifestará en el cuerpo como un estancamiento de todos los líquidos y, a la larga, generará enfermedad. De esta forma, utilizando sus manos como herramientas, y el impulso del líquido como ayudante, el terapeuta irá devolviendo a los tejidos la movilidad perdida.

Una vez perfilado el motivo de la visita, los síntomas que muestra y su historial clínico, el cliente se estira en la camilla o se sienta en una silla y el terapeuta establece una serie de contactos en distintos lugares del cuerpo, como puede ser el cráneo, la columna, el diafragma o los pies y conecta con el ritmo cráneosacral que es el que manifiesta el grado de salud y vitalidad que hay presente en ese momento en el organismo.

Durante el tratamiento se experimenta un toque muy ligero de las manos del terapeuta que sigue las indicaciones del plan de tratamiento inherente. El cuerpo posee el potencial natural para guiar su propia curación si encuentra las condiciones favorables para hacerlo.

La función del terapeuta es la de facilitar los medios, seguir las indicaciones de los ritmos corporales y dar un soporte adecuado a la persona, apoyando el proceso terapéutico para que el propio organismo se reequilibre.

La sesión suele durar entre 45 minutos y una hora y media; el número de sesiones y la frecuencia depende del tema a tratar, de su cronicidad, de la intensidad de los síntomas o su urgencia.
Esta modalidad de terapia Cráneosacral incluye como herramientas o habilidades terapéuticas la percepción e interacción por medio del contacto manual de los distintos ritmos internos que el terapeuta siente y que son una expresión de la salud.
Elementos psicoterapéuticos de dialogo consciente que acoge y da soporte a la aparición de conflictos de tipo psicológico o alteraciones emocionales.
El enfoque corporal que favorece el estar presente durante el tratamiento y ayuda a que el cliente tenga una participación activa en su propio proceso.

El silencio interior y la relajación profunda son los primeros beneficios que se obtienen con esta terapia; sin embargo, la terapia biodinámica ha mostrado enorme efectividad en el tratamiento de muchas enfermedades crónicas relacionadas con el sistema nervioso y el exceso de estrés físico o mental.
Pero lo mas importante es que la sanación no ocurre solo en el nivel físico sino en el psicológico, emocional y espiritual; por ello, cuando el proceso de transmutación tiene lugar, el paciente entra en un estado de gracia, donde la “sensación de separación” cesa y en su lugar queda envuelto en un delicioso bienestar, en una paz y un amor infinitos, absolutamente incondicionales.
Aunque los resultados óptimos se consiguen cuando se aplica con constancia, una mejoría sustancial puede aparecer desde la primera sesión.

Algunas afecciones, que mejoran con la terapia
Migrañas, fatiga crónica, gastritis, colitis, infertilidad, insomnio, alergias, perdida de la memoria, tinnitus, perdida del equilibrio, depresión, angustia, ataques de panico, lesiones por caídas, dolores musculares, ciática, entre otras.
Gracias a su principio holístico la Terapia Biodinámica Craneosacral equilibra y nivela los picos emocionales calmando la mente. Facilita el recupero de traumas pasados desde un lugar de escucha y ecuanimidad.

IntroducciónLa Terapia Craneosacral (TCS) es una práctica médica alternativa o complementaria ‘basada en el cuerpo’ que trata de servir de ayuda a los mecanismos naturales de sanación del cuerpo. La evidencia disponible en lo relativo a la eficacia de esta terapia o sus mecanismos de acción es limitada.

MétodosUn estudio cualitativo basado en métodos de comparativas constantes respaldados por una teoría fundamentada. Entrevistas semi-estructuradas que exploraron las experiencias con la TCS de 29 participantes. El análisis inductivo de la temática tuvo como resultado distintos temas, conceptos y citas ilustrativas.

ResultadosLos participantes fueron a consulta para encontrar alivio al dolor, por cuestiones emocionales y psicológicas, y encontrar ayuda en su rehabilitación. Las experiencias durante la TCS incluyeron estados alterados de percepción y otras sensaciones y emociones específicas. Se puso mucho énfasis en la importancia de la relación terapéutica. La teoría que surge de este estudio relativo a la TCS y las distintas formas mediante las cuales la sanación puede ser desarrollada de una forma holística sugiere que el establecimiento de una relación terapéutica basada en la confianza hace posible que a través de la TCS los clientes accedan a estados alterados de percepción: estos estados facilitan un nuevo nivel de atención en lo que concierne a la interrelación del cuerpo, la mente y el espíritu, junto a una mayor capacidad de cuidar de uno mismo y gestionar los problemas de la salud.

Conclusión: Todos los participantes en este estudio observaron cambios positivos en su salud y la mayoría de ellos atribuyeron estos cambios a la TCS; estos cambios fueron acompañados en muchas ocasiones por nuevos niveles de consciencia de la salud, lo cual hizo mejorar la capacidad de los participantes para cuidar de sí mismos. Los entrevistados, clientes de TCS, se ofrecieron voluntarios a participar en el estudio, por lo que los datos pueden estar sujetos a ciertos sesgos metodológicos.

REFERENCIA
Nicola Brough, Antje Lindenmeyer, Jill Thistlethwaite, George Lewih and Sarah Stewart-Brown. Perspectives on the effects and mechanisms of craniosacral therapy: A Qualitative study of users’ views European Journal of Integrative Medicine, xxx (2014), xxx.e1-xxx.e2

Objetivo: Determinar si la terapia craneosacral alivia los síntomas de la migraña.

Métodos: Se utilizó un estudio de diseño cruzado [un mismo paciente recibe varios tratamientos] con veinte participantes, de edades comprendidas entre los 20 y los 50 años, que sufrían al menos dos episodios de migraña al mes. Los participantes fueron asignados al azar en dos grupos con el mismo número de participantes: el grupo A o B. Todos ellos recibieron seis sesiones de craneosacral con intervalos de cuatro semanas respecto al último cuestionario cumplimentado. Se les pidió que respondieran al Cuestionario HIT-6 [que mide todo lo relativo a la migraña] en cuatro ocasiones distintas, cada cuatro semanas. El Grupo A recibió el tratamiento después de responder al cuestionario la primera vez (1 vez de 4), pero el Grupo B respondió el cuestionario dos veces antes de recibir el tratamiento (2 veces de 4). La cuarta vez que cumplimentaron el cuestionario ambos grupos (4 de 4) no habían recibido terapia durante las cuatro semanas antes.

Resultados
: Inmediatamente después de los tratamiento y un mes después hubo un descenso significativo de los resultados del HIT-6 en comparación con los resultados anteriores al tratamiento. También hubo una diferencia significativa en los resultados HIT-6 de las veces 1 y 4 de respuesta de cuestionarios (p = 0.004). El tamaño del efecto fue 0.43–0.55.

Conclusión: Los resultados indican que el tratamiento de craneosacral puede aliviar los síntomas de las migrañas. Se sugiere que siga investigándose al respecto.

REFERENCIA
Thuridur Solveig Arnadorrir and Arun K. Sigurdartottir. Is craniosacral therapy effective for migraine? Tested with HIT-6 Questionnaire. Complementary Therapies in Clinical Practice 2013, 19, 11-14

Contexto: Los dolores lumbares inespecíficos es una patología que cada vez es más común. El objetivo de este estudio fue examinar la validez de las técnicas de Terapia Craneosacral para tratar a los pacientes con sobrecarga en la columna lumbosacral y comparar su eficacia con un enfoque terapéutico plenamente reconocido como es la Terapia de Puntos de Gatillo [también conocida como Terapia de Puntos desencadenantes o de Disparo]

Materiales y métodos: El estudio utilizó 55 pacientes escogidos al azar (con edades entre 24 y 47 años) con dolores lumbares debido a sobrecargas. Fueron descartados pacientes con causas ajenas a esta. Después los participantes fueron otra vez distribuidos al azar en dos grupos: pacientes tratados con Terapia Craneosacral (G-CST) y pacientes tratados con Terapia de Puntos de Gatillo (G-TPT). Muchos de los aspectos de la eficacia de ambas terapias fueron evaluados sirviéndonos de: una escala análoga para el dolor (VAS) y una versión modificada del Cuestionario Laitinen, el test Schober y electromiografías de superficie del músculo multífido. El análisis estadístico de los resultados se basó en la Estadística Básica, el test Mann-Whitney U y el Test de Wilconson de rangos signados. El nivel de significación estadística se estableció como p≤0.05.

Resultados: Ambos grupos demostraron una reducción significativa del dolor medido con la escala VAS y el Cuestionario Laintinen. Además, la actividad bioeléctrica en descanso del músculo multífido decreció significativamente en el grupo G-CST. Los grupos no difirieron mucho en lo que refiere a los parámetros del estudio.

Conclusiones
1. La Terapia Craneosacral y la Terapia de Puntos de Gatillo pueden reducir eficazmente la intensidad y la frecuencia del dolor en los pacientes con dolor lumbar inespecífico.
2. La Terapia Craneosacral, a diferencia de la Terapia de Puntos de Gatillo, reduce la tensión cuando el músculo multífido está en descanso en los pacientes con dolor lumbosacral inespecífico.
El mecanismo que explica por qué se producen esos cambios requiere de posteriores estudios.
3. La Terapia Craneosacral y la de Puntos de Gatillo podrían ser clínicamente eficaces en la tratamiento de los pacientes con dolores lumbosacrales en la columna vertebral.
4. Estos hallazgos representan una base para realizar más estudios, y estudios prospectivos con más ejemplos y más aleatorizados.

REFERENCIA
Dairusz Bialoszewski, Marcin Bebelski, Monika Lewandowska, Anna Slupik. Utility of Craniosacral Therapy in Treatment of Patients with Non-specific Low Back Pain. Preliminary Report. Medsportpress, 2014, 6 (6), Vol. 16, 606-615.

ContextoLa fibromialgia es un desorden musculo-esqueletal prevaleciente, asociado a la extendida sensibilidad mecánica, fatiga, sueño no reparador, estado de ánimo depresivo y disfunción general del sistema nervioso autónomo: taquicardia, intolerancia postural, fenómeno Raynaud y diarrea.

ObjetivoDeterminar los efectos de la Terapia Craneosacral en los puntos más sensibles y en la variabilidad del ritmo cardíaco en pacientes con fibromialgia.

DiseñoUn ensayo controlado aleatorio.

Participantes92 pacientes con fibromialgia fueron asignados al azar a un grupo de intervención o a un grupo placebo.

IntervencionesLos pacientes recibieron tratamientos durante 20 semanas. El grupo de intervención recibió un protocolo de Terapia Craneosacral y el grupo placebo recibió un tratamiento simulado en el que el equipo de magnetoterapia estaba desconectado de la corriente eléctrica.

Principales mediciones: Los niveles de intensidad del dolor fueron determinados evaluando los puntos sensibles; la variación del ritmo cardíaco fue registrada mediante el monitoreo de 24 horas de Holter.

ResultadosDespués de 20 semanas de tratamiento el grupo de intervención mostró una reducción importante del dolor en 13 de los 18 puntos sensibles (P<0.05). Hubo diferencias significativas en la desviación temporal estándar de los segmentos RR, en la desviación cuadrática media de la desviación temporal estándar de los segmentos RR y la impresión clínica global de mejora en contraposición a los valores de partida fueron observados en el grupo de intervención pero no en el grupo placebo. Dos meses y un año después de la terapia, el grupo de intervención mostró diferencias significativas en comparación con los valores de partida en lo que refiere a los puntos sensibles en el occipucio izquierdo, cervical inferior izquierda, epicóndilo izquierdo y trocánter mayor, y diferencias significativas de la desviación temporal estándar de los segmentos RR, en la desviación cuadrática media de la desviación temporal estándar de los segmentos RR y la impresión clínica global de mejora.

Conclusión: La Terapia Craneosacral mejoró los síntomas de los dolores a medio plazo en pacientes con fibromialgia. 

REFERENCIA
Nuria Sánchez-Labraca, José Granero-Molina, Adelaida María Castro-Sánchez, Carmen Moreno-Lorenzo, José Manuel Quesada-Rubio, Guillermo A Matarán-Peñarrocha. A randomized controlled trial investigating the effects of craniosacral therapy on pain and heart rate variability in fibromyalgia patients. Clinical Rehabilitation 2011; 25: 25-35.

ObjetivoDescribir la disfunción del sistema craneosacral, particularmente la asimetría del movimiento del hueso temporal, como causante del vértigo y sugerir una nueva perspectiva sobre su investigación, diagnóstico y tratamiento

Fuentes de información: Se hizo una búsqueda en la base de datos utilizando MEDLINE, CINHAL; Fuentes sanitarias: Enfermería/Edición Académica; e Internet. Palabras clave: diagnóstico del vértigo y tratamiento, terapia craneosacral, huesos temporales, movilidad del hueso craneal, Upledger y desórdenes temporomandibulares.

Selección de estudiosFueron seleccionados para esta revisión los artículos que más claramente mostraban una relación entre el desvío del hueso craneal y el vértigo.

ConclusiónLa experiencia clínica sugiere que la terapia craneosacral es una poderosa modalidad de evaluación y tratamiento de los pacientes con vértigo que no han encontrado alivio con los tratamientos médicos. Una revisión narrativa de la literatura que disponemos describe y apoya el vínculo teórico que relaciona la disfunción del sistema craneosacral y el vértigo. La disfunción del sistema craneosacral podría incluir restricciones óseas, fasciales y de la membrana dural, llevando a una asimetría del movimiento del hueso temporal y por tanto al vértigo. Hace falta ensayos científicos para verificar no sólo que la terapia craneosacral es un tratamiento efectivo sino también para verificar toda la gama completa de síntomas y diagnósticos médicos para los cuales la terapia craneosacral es beneficiosa.

REFERENCIA
David C. Chistine. Temporal bone misaligment and motion asymmetry as a cause of vertigo: the craneosacral model . Alternative Therapies. Nov/Dic 2009, 15 (6): 38-42.

DiseñoUn ensayo controlado ciego sencillo, multicéntrico y aleatorio.

LugarUn hospital universitario, una clínica privada y 26 centros de cuidados para las mamás en Gothenburg, Suecia.

Población: Un total de 123 mujeres embarazadas con dolores de faja pélvica.

Métodos: Los participantes fueron asignados de forma aleatoria a un tratamiento estándar (grupo control, n = 60) o a un tratamiento estándar más terapia craneosacral (grupo de intervención, n = 63).

Principales medidas de resultadoPrincipales medidas de resultado: intensidad del dolor (escala analógica visual 0-100 mm) y bajas por enfermedad. Medidas de resultado secundarias: función (Índice de discapacidad Owestry), calidad de vida en relación a la salud (medición Europea de la Calidad de Vida), cuán desagradable es sentido el dolor (escala analógica visual) y  evaluación de la severidad del dolor de faja pélvica por un evaluador independiente.

ResultadosLas diferencias entre los grupos en lo que refiere a los dolores matutinos, mujeres sin síntomas y función en la última semana de tratamiento fueron en favor del grupo de intervención. La media de la escala analógica visual fue de 27 mm (95% de intervalo de confianza 24.6-35.9) frente a 35 mm (95% de intervalo de confianza 33.5-45.7) (p = 0.017) y la función del índice de discapacidad fue 40 (rango 34-46) frente a 48 (rango 40-56) (p = 0.016)

Conclusiones: Se pudo ver una menor intensidad del dolor y una función menos deteriorada después de la terapia craneosacral junto a un tratamiento estándar en comparación con el tratamiento estándar solo, pero ningún efecto referente al dolor vespertino y las bajas por enfermedad. Los efectos del tratamiento fueron pequeños y cuestionables desde el punto de vista clínico y las conclusiones deben ser sacadas con mucho cuidado. Más estudios deben garantizar su eficacia antes de recomendar la terapia craneosacral para tratar el dolor de faja pélvica.

REFERENCIA
Helen Elden, Hans-Christian Östgaard , Anna Glantz, Pia Marciniak, Ann-Charlotte Linnér and Monika Fagevik Olsén. Effects of craniosacral therapy as adjunct to standard treatment for pelvic girdle pain in pregnant women: a multicenter, single blind, randomized controlled trial. Acta Obstet Gynecol Scand 2013; DOI: 10.1111/aogs. 12096

ContextoEl dolor de faja pélvica afecta al 50% de las mujeres embarazadas de todo el mundo. Este dolor se incrementa a medida que va avanzando el embarazo, lo cual tiene un impacto en la calidad de vida ya que interfiere en el sueño, actividades diarias, trabajo, maternidad y los vínculos interpersonales estrechos. El uso de la medicina complementaria y alternativa es cada vez más prevaleciente entre las mujeres embarazadas, especialmente para tratar el dolor de espalda inducido por el embarazo. El tratamiento craneosacral (TCS) es una medicina complementaria que ha mostrado tener efectos sobre el alivio de los síntomas de los dolores de espalda inducidos por el embarazo. El propósito de este estudio fue describir las experiencias de las mujeres sujetas a este tratamiento.

MétodosFueron entrevistadas 27 mujeres recibieron TCS además del tratamiento estándar, siguiendo 3 de 5 tratamientos con TCS con dos practicantes experimentados. Los datos fueron analizados usando el análisis cualitativo de contenidos.

ResultadosSe puede dividir en tres categorías las experiencias que tuvieron las embarazadas con la TCS: un método poco familiar para ellas y diferente; una descripción de los efectos del tratamiento y la recuperación de la vida personal y social.

Las mujeres describieron como la TCS les dio una nueva percepción de sus tan extendidos dolores musculares. Ellas hablaron de cómo experimentaron una mayor percepción corporal, distracción del dolor, relajación y calma, sentimientos de seguridad y optimismo. Estos factores podrían haber ayudado activamente a mejorar la postura y la tensión de los músculos inferiores, aliviando por tanto los síntomas del dolor de la faja pélvica.

ConclusionesEl presente estudio reporta una interpretación contextual de datos cuantitativos publicados anteriormente, ya que proporciona una comprensión más profunda del alivio total de los síntomas del dolor de la faja pélvica durante el embarazo.

REFERENCIA
Helen Elden, Ingela Lundgren, Eva Robertson. Effects of craniosacral therapy as experienced by pregnant women with severe pelvic girdle pain: An interview study Clinical Nursing Studies, 2014, Vol. 2, Número 3.

Objetivos: Evaluar los efectos de la terapia craneosacral en los niveles de incapacidad, intensidad del dolor, calidad de vida y movilidad de los pacientes con lumbalgia.

Diseño: Un ensayo simple ciego, aleatorio, controlado

Pacientes: 64 pacientes con lumbalgias crónicas inespecíficas (edad media – SD, 50 – 12 años; el 66% mujeres) que fueron enviados a hacer fisioterapia en la unidad clínica de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Almería (España).

Intervenciones: Los participantes fueron asignados al azar a un grupo experimental (10 sesiones de terapia craneosacral) o a un grupo de control (10 sesiones de masaje convencional).

Medidas de resultado: Incapacidad (Cuestionario de Incapacidad Roland Morris [CRM, principal resultado] e Índice de Incapacidad Oswestry), intensidad del dolor (escala numérica de estimación del dolor en 10 puntos), kinesiofobia (Escala Tampa de kinesofobia), resistencia isométrica de los músculos flexores del tronco (test McQuade), movilidad lumbar en flexión, saturación de la hemoglobina oxigenada, presión sanguínea sistólica, presión sanguínea diastólica, medidas hemodinámicas (índice cardíaco) y estimación bioquímica del fluido intersticial. Estos resultados fueron registrados en el punto de partida, después del tratamiento y durante un mes de seguimiento.

Resultados: No se pudieron observar diferencias significativas entre ambos grupos en lo que refiere al resultado principal estudiado, el Cuestionario CRM ( p = 0.060 ). No obstante los pacientes que recibieron terapia craneosacral experimentaron un mayor mejora que quienes recibieron masaje convencional en la intensidad del dolor ( p £ 0.008), saturación de hemoglobina oxigenada ( p £ 0.028) y presión sanguínea sistólica ( p £ 0.029) en el potasio sérico inmediato y de medio plazo ( p = 0.023) y en el magnesio ( p = 0.012) a corto plazo.

Conclusiones: Diez sesiones de terapia craneosacral tuvieron como resultado una mayor mejora en las estadísticas en la intensidad del dolor, saturación de hemoglobina oxigenada, presión sanguínea sistólica, potasio sérico y magnesio, que 10 sesiones de masaje convencional en pacientes con lumbalgia. 

REFERENCIA
Adelaida María Castro-Sánchez, Inmaculada Carmen Lara-Palomo, Guillermo A. Matarán-Peñarrocha, Manuel Saavedra-Hernández , José Manuel Pérez-Mármol and María Encarnación Aguilar-Ferrándiz. Benefits of Craniosacral Therapy in Patients with Chronic Low Back Pain: A Randomized Controlled Trial. The Journal of Complementary and Alternative Medicine. Volume 22, Number 8, pp. 650-657.

ObjetivosA pesar de la creciente evidencia de la eficacia de la terapia craneosacral (TCS) para la gestión del dolor, todavía se desconoce el por qué de la eficacia de la TCS. Este estudio tuvo como objetivos investigar la TCS en comparación con un tratamiento simulado para pacientes con dolor inespecífico crónico de cuello.

Materiales y métodosUn total de 54 pacientes cegados fueron asignados al azar dentro de, bien las unidades de ocho semanas de TCS o bien las unidades de tacto ligero del tratamiento simulado. Los resultados fueron evaluados antes y después del tratamiento (8 semanas) y finalmente 3 meses más tarde (semana 20). El principal resultado estudiado fue la intensidad del dolor en una escala análoga visual en la semana 8; los resultados secundarios estudiados incluyeron el dolor en movimiento, sensibilidad a la presión del dolor, discapacidad funcional, calidad de vida relacionada con la salud, bienestar, ansiedad, depresión, percepción del estrés, aceptación del dolor, consciencia corporal, impresión global de mejor de los pacientes y seguridad.

ResultadosEn comparación con el grupo de tratamiento simulado, los pacientes de TCS reportaron efectos clínicos importantes y relevantes sobre la intensidad del dolor en la semana 8 (–21 mm diferencia de grupo; 95% intervalo de confianza, –32.6 a –9.4; = 0.001; d = 1.02) y en la semana 20  (–16.8 mm diferencia de grupo; 95% intervalo de confianza, –27.5 a –6.1;  = 0.003; = 0.88). Diferencias clínicas mínimas de importancia fueron reportadas en la semana 20 en el 78% del grupo de TCS, mientras que el 48% incluso tuvo un beneficio clínico substancial. También se pudieron encontrar diferencias significativas entre grupos en la semana 20 en lo que refiere al dolor en movimiento, discapacidad funcional, calidad de vida física, ansiedad y una mejora global de los pacientes. La sensibilidad a la presión del dolor y consciencia corporal sólo mejoraron en la semana 8. Ningún acontecimiento adverso fue reportado.

DiscusiónLa TCS fue particularmente efectiva y segura para reducir la intensidad del dolor de cuello y podría mejorar la discapacidad funcional y la calidad de vida hasta 3 meses después de la intervención.

REFERENCIA
Heidemarie Haller, Romy Lauche, HolgerCramer, Thomas Rampp, Felix J. Saha, Thomas Ostermann, and Gustav Dobos. Craniosacral Therapy for the Treatment of Chronic Neck Pain A Randomized Sham-controlled Trial. Clin J Pain. Vol. 32, Number 35, May 2016.